Servicios al Subscriptor
Servicios al Subscriptor
Weather
El tiempo
Search  Recent News  Archives  Web   for    
elnuevo
  Miami/Broward
  América Latina
  Cuba
  Estados Unidos
  El Mundo
  Séptimo Día
  Trasfondo
  Moneda
  Opinión
  Columnistas
  Deportes
  Galería
 • En Familia
 • Viva Más
 • Sabores
 • Viernes
 • Zoom
 • Aplausos
 • Espacios
 • Artes y Letras
 • Pasaporte
 • Padre Alberto
 • Walter Mercado
  Lotería
  Inmigración
 • Línea de acción
 • Seguro Social
 PORTADAS DE LA
 EDICION IMPRESA
 ? Lunes
 ? Martes
 ? MiœGcoles
 ? Jueves
 ? Viernes
 ? S?ado
 ? Domingo
 COMPRAS
 ? Clasificados
 ? Anuncios
 ? Secciones especiales
 SERVICIOS
 ? Publicidad
 ? Suscripciones
 ? Gu? de turismo
 ? Concursos
 ? Sugerencias
 ? Contactos
 ? Ayuda
 EN INGLES
 ? The Miami Herald
 ? Archivos
 ? El Tiempo
 ? Yellow Pages
 ? Mapas y direcciones
 CONEXIONES
 ? Univision
 ? Nuevo Mundo
 ? La Estrella
 ? La Opini?
 ? BBC Mundo
 ? M? peri?icos
 ? Gu? de radios

Ayude a las v?timas de los huracanes Charlie, Frances, Ivan y Jeanne.
» ayude con un click
Monday, Aug 29, 2005
Miami/Broward  XML
  email this    print this    reprint or license this   
Posted on Sun, Aug. 28, 2005
 
  C O N T E N I D O   R E L A C I O N A D O 
ROBERTO KOLTUN / El Nuevo Herald
EL SAXOFONISTA Ed Calle en su estudio de Miami, poco despues de haber recibido la noticia de que su disco Ed Calle Plays Santana fuera nominado a un Grammy Latino en la categoria de mejor album de muica instrumental.

El saxo de Ed Calle en los umbrales del Grammy




Especial para El Nuevo Herald

El auto se desliza por las calles de Caracas y adentro, Eduardo Joaquín Calle tararea las tablas de multiplicar ante la sonrisa cómplice de sus padres. Décadas después, convertido en uno de los saxofonistas más grabados internacionalmente y nominado al Grammy Latino 2005, el artista recuerda la escena infantil como parte de su travesía hacia el éxito.

''Se dice fácil, pero que un latino, un pobre náufrago como yo, haya llegado a este país sin hablar inglés, haya estudiado en escuelas públicas y haya grabado en un disco de Frank Sinatra... es algo que difícilmente puede ocurrir en otra parte'', comentó el músico, cuyo álbum Ed Calle Plays Santana podría ganar el 3 de noviembre el premio en la categoría Mejor Album Instrumental.

''Estoy muy agradecido a este país y a esta comunidad por todo el apoyo y las oportunidades que me han dado a lo largo de los años'', agregó.

Calle estaba en una reunión con sus alumnos del Miami-Dade College cuando recibió la sorpresa.

''Me llamaron y me dijeron que el disco había quedado en la lista, pero yo no entendía ni de qué me estaban hablando'', confesó durante una pausa mientras ayudaba a despejar su vecindario de árboles derribados por el huracán Katrina. ``Estoy feliz de que hayan seleccionado un trabajo mío que es un tributo a un genio de la música''.

La nominación pone en primer plano a uno de los talentos más laboriosos de Miami. ''Empecé a grabar con 15 años y paré de contar las grabaciones hace 10, cuando había acumulado 2,000'', recordó.

La larguísima lista de artistas para los que Calle ha grabado incluye nombres como Celia Cruz, Gloria Estefan, Tito Puente, Armando Manzanero, Julio Iglesias, Jon Secada, Roberto Carlos, Bee Gees, Elton John, Michael Bolton, Vanesa Williams, Prince, Juan Luis Guerra y Arturo Sandoval --su músico favorito--, y abarca 16 páginas de una de las bases de datos de música más consultadas internacionalmente: www.allmusic.com.

Nacido hace 46 años en Caracas, de padres españoles, Calle soñaba con trabajar para la NASA o en la defensa militar. Pero poco después de llegar a Miami en 1968, su padre, aficionado a tocar el piano, le sugirió que aprendiera a tocar el saxofón, algo que hizo con asombrosa rapidez.

''Al final del séptimo grado, tuve que tocar un solo, Misty, y cuando terminé la gente se puso de pie. Recuerdo que en esos segundos antes del aplauso pensé que se iban a ir, no sabía qué cosa era una ovación'', rememoró. ``Fue la única vez que mi padre me vio tocar''.

Pero no fue hasta los 19 años, cuando escuchó una grabación de Michael Brecker tocando en vivo en Suiza, que comenzó a tomarse en serio el instrumento.

''Me encerré en un cuarto a practicar y no salí de ahí en cinco años'', confesó.

Tocaba de nueve a 14 horas diarias, los siete días de la semana, y llegó a transcribir 40 solos de Brecker, que el joven Calle le entregó un día, ante el asombro de su ídolo.

Ese momento marcó el inicio de una colaboración y una amistad que perduran hasta hoy.

Actualmente Calle organiza una Global Jam Session, para crear conciencia sobre el síndrome mielodisplásico (MDS), enfermedad que aqueja a Brecker, y la iniciativa ya ha recibido el respaldo de Emilio Estefan y el Miami-Dade College, entre otros.

Calle ganó una beca para la Universidad de Miami (UM), donde estudió Educación Musical, y posteriormente hizo una maestría en Jazz Performance. Aún antes de graduarse había comenzado a trabajar con Miami Sound Machine y Julio Iglesias, y tras terminar los estudios en UM se fue de gira con Bob James, Iglesias y Gloria Estefan.

Su primer álbum como solista, Nightgames, data de 1986. Le siguieron Double Talk (1996), In the Zone (1998), Sunset Harbor (1999), Twilight (2001) y Ed Calle Plays Santana (2004). Tiene además tres discos con el Miami Saxo-

phone Quartet.

Su otra pasión, las matemáticas, lo condujo a sacar 63 créditos en la Universidad Internacional de la Florida (FIU). ''La música, al igual que las matemáticas, es una ciencia. Hay una fuerte conexión entre ambas. He estudiado el jazz desde una perspectiva matemática. El arte también es una fórmula, aunque creativa'', comentó el también compositor y arreglista.

A la par de sus numerosos compromisos de grabaciones, Calle estudia un doctorado en Higher Education Leadership en la universidad Nova South-

eastern; tiene una banda de jazz y otra de música tradicional, Fuego Caliente.

Desde hace cuatro años enseña Music Business en el Miami-Dade College, una asignatura destinada a que las nuevas generaciones de músicos aprendan a producir, promover y proteger sus grabaciones ``de modo que un día no se vean viviendo debajo de un puente porque otro supo sacar mejor provecho que ellos''.

''El reto es enseñar a proteger incluso la música que no le gusta a uno. Hay que defender a la gente nueva y las nuevas formas de hacer arte'', afirmó.


  email this    print this    reprint or license this